¿CUÁNTOS INTERLOCUTORES TIENE UN DREAM TEAM?

Algunas agencias se repiensan en la era digital y le proponen a quienes recurren a ellas la posibilidad de brindar soluciones integrales a través de la fusión de dos o más equipos asociados. ¿Cómo funciona?

Mientras para algunos especializarse se trata de dedicarse a algo cada vez más específico, de un tiempo a esta parte muchas agencias empezaron a pensar en un modelo que facilita el vínculo con sus diferentes clientes. En este contexto, muchas de las agencias que buscan ofrecer un servicio 360 se plantean como un conjunto de firmas o de empresas asociadas, que atienden en conjunto los requisitos del mercado.

Sucede que son muchos los frentes que tiene una marca a la hora de comunicar. Creatividad, campañas, tele, radios, digital y son algunas de las cuestiones que se puedan presentar. Y al mismo tiempo, la vorágine que instaló la capacidad de llevar un mensaje, una respuesta o una propuesta que tienen las redes sociales, achicó los tiempos. Muchos más frentes en mucho menos tiempo parece ser la ecuación. Por ello, sucede que no son pocas las empresas que, por ejemplo, confían sus campañas publicitarias a un equipo, las redes sociales a otros y, finalmente, los asuntos públicos a alguien más.

De esto modo, si por cada una de las necesidades que tiene una empresas se debe contemplar abrir un canal de diálogo con dos o tres proveedores, la cantidad de contactos, explicaciones, reuniones, calls y cadenas de mails se convierten en una enorme tarea en sí misma. Y es por ello, que en los últimos años algunas agencias se relanzan  posicionándose como una posible solución a todo esto, en la búsqueda de poder ofrecer soluciones simples y rápidas. Y a veces, para dar respuestas más completas, se necesita tener socios en otros terrenos. De este modo, la gestión de proveedores termina siendo un ítem más dentro de un paquete amplio de servicios.

Untold_: un caso fundamental

Un ejemplo interesante dentro de esta tendencia es la propuesta de Darío Straschnoy, quien durante un cuarto de siglo fue el socio local de Young & Rubicam. Con toda su experiencia y galardones (incluso fue incluido en el ranking Merco como uno de los cien hombres con mejor reputación de Argentina), Straschnoy se arrojó a repensar su trabajo en el auge de la era digital.

Y en este camino de reflexiones y transformaciones, su ya conocida firma Carlos y Darío (2014) fue el puntapié para crear Untold_ que hoy se presenta como un ecosistema con cinco bastiones que se adaptan y trabajan en conjunto, creando una fórmula para cada necesidad. A la agencia de publicidad se fueron sumando, uno tras otro:  Agora Public Affairs & Strategic Communications – dedicada a asuntos públicos y comunicación estratégica, la consultora de marcas Fogdog , CyD Studio -dedicado específicamente a la comunicación digital- y, por último, Quiddity, cuyo expertise es el de la investigación de mercados. Hoy, además de Buenos Aires, se encuentran trabajando en Bogotá, San Pablo y Nueva York.

La idea de tener una marca paraguas que albergue todas estas posibilidades tiene que ver, justamente, con reducir al mínimo la cantidad de interlocutores y poder agilizar de este modo la comunicación. Y se trata, también, de detectar desde alguno de los costado posibles intervenciones asociadas, anticipar problemáticas y efectivamente cubrir aquellos 360 grados. Claro que el riesgo de tener todos los productos vinculados a una sola agencia existe, pero en tal caso se tratará de encontrar la combinación adecuada para cada producto.

 

 

Aquí se puede leer el manifiesto de Untold_:

Hoy las empresas de comunicación se encuentran frente a un nuevo desafío. El mundo se ha vuelto más veloz y al mismo tiempo que la economía global se integra los mercados demandan respuestas locales. Hay un gran movimiento hacia la individualización: de los consumidores, de los profesionales de la comunicación y, también, de los clientes.
Los clientes demandan empresas ágiles, flexibles y comprometidas. Necesitan respuestas efectivas localmente y las necesitan velozmente porque el mundo se ha acelerado. No tienen tiempo para la burocracia o para lentos procesos organizacionales. Buscan empresas con espíritu emprendedor, que se ajusten a sus necesidades como cliente y que sean capaces de producir contenido relevante rápida y flexiblemente.
Las personas buscan otro formato para trabajar. Quieren que su singularidad sea reconocida y, por eso, van a dar lo mejor de sí cuando tengan la libertad de crecer, de soñar y de hacerlo junto a otros. Cuando las personas se encuentran bajo estas condiciones se crea valor. Porque los encuentros fortuitos generan resultados inesperados y nuevos. Porque no hay ninguna solución tecnológica que suplante la magia que puede suceder cuando dos personas se encuentran.
Las personas necesitan compartir los espacios, deben sentir que en ellos pueden desarrollarse plenamente y compartir con otros. Los espacios deben ser atractivos, espacios donde las personas quieran estar y compartir su día a día. A su vez, los equipos necesitan trabajar juntos en tanto individuos, no como representantes de las empresas a las que pertenecen. Es por esto que el grupo en su forma tradicional es un formato que no logra adaptarse a las necesidades de hoy.
Un equipo de personas trabajando juntas bajo estas condiciones pueden proveer lo que los clientes necesitan: respuestas integradas que creen valor para sus marcas en los tiempos de la era de la agilidad.
Eso es Untold_